Archivo por meses: Septiembre 2016

El mar que nos rodea también es Gaia

informe

Presentado en septiembre del 2016, el reporte de la International Union for Conservation of Nature sobre calentamiento oceánico (https://portals.iucn.org/library/sites/library/files/documents/2016-046-Summ.pdf ) requiere una atenta lectura.

La magnitud y escalas del calentamiento del planeta sobre la biodiversidad y los ecosistemas marinos, nos ponen frente a dos cuestiones mayores. Por un lado, la incertidumbre frente a la secuencia de efectos a partir de las magnitudes actuales de perturbación del océano. Por otro, la insuficiencia de nuestras instituciones para obtener el conocimiento adecuado de la situación y producir una política acorde.

Si ambas cuestiones pudieran parecer aseveraciones de un observador romántico, bastaría volver al presente de la patagonia pacífico, al debate aún vivo sobre la crisis de marea roja, para percibir las distancias entre las instituciones científicas, políticas y el océano, y la consecuente pobreza de imaginación para situar el mar como un sujeto político.

Compartimos una humus traducción del resumen ejecutivo del documento mencionado:

 

Explicando el calentamiento oceánico: Causas, escalas, efectos y consecuencias

IUCN  Editado por D. Laffoley y J M Baxter. Resumen ejecutivo, Septiembre 2016

La escala del calentamiento oceánico implica números tan grandes que es difícil para la mayoría de la gente comprenderlo.

El calentamiento del océano puede llegar a ser el mayor cambio oculto de nuestra generación. Mientras algunos pueden ser conscientes de las implicaciones de una océano más caliente para los arrecifes de coral, pocos saben acerca de las múltiples consecuencias para el océano. En 1956 el influyente metereologista Carl-Gustav Rossby, considerado hoy “padre” del cuidado del océano, especuló que en el curso de unas pocos siglos vastas cantidades de de calor podrían ser absorbidos en los océanos o emerger, tal vez afectando de grave manera el clima planetario. Alertaba que el “tamponamiento puede ser peligroso. La Naturaleza puede ser vengativa. Haríamos mejor en buscar un pacto respecto del planeta en el cual vivimos” Su teoría se ha confirmado en la medida que las crecientes actividades humanas, han inyectado grandes cantidad de calor en el océanos, blindando así a la humanidad en tierra, de los peores resultados del cambio climático. Esta función reguladora, ocurre sin embargo, al costo de grandes alteraciones de la física y química del océano, que llevan a un calentamiento del océano y a su acidificación, y consecuentemente a un aumento del nivel del mar.

Hechos claves del calentamiento

  • La temperatura de la superficie del mar, el contenido calórico del océano, el derretimiento de los glaciares y bloques de hielo, las emisiones y concentraciones  de CO2 están incrementando a una tasa acelerada con implicancias significativas para la humanidad, las especies marinas y ecosistemas del océano.
  • Es verosímil que el incremento promedio de la temperatura oceánica sea de 1-4°C para el 2100. El mayor calentamiento promedio está ocurriendo en el hemisferio sur y está contribuyendo al derretimiento bajo la superficie, de los hielos antárticos. Desde los 1990 la atmósfera de las regiones polares se ha calentado a una tasa dos veces el promedio del calentamiento global.
  • Es verosímil, dado el calentamiento del ártico, la  posibilidad de  la remoción esencial, en algunos años del hielo marino ártico en el verano en las próximas décadas. En la antártica la magnitud del hielo marino ha incrementado ~1,3% por década, aunque existe una fuerte variabilidad inter anual.
  • En los últimos 20 años ha existido una intensificación y cambios en los eventos El Niño, con un desplazamiento de la localización media de las anomalías superficiales de temperatura hacia el Pacífico Central.
  • Actualmente 2,5 Gt de hidratos de metano congelados están acumulados a profundidades de 200 a 2000 m. Crecientes temperaturas del agua podrían liberar esta fuente de carbono en el océano y luego a la atmósfera.

Manifestaciones biológicas marcadas del impacto del calentamiento del mar y otros estresores* oceánicos han tomado la forma de cambios en la biogeografía, fenología, biodiversidad, tamaño de las comunidades, abundancia de especies y una modificación del regímenes ecológicos. Tales alteraciones  a menudo interfieren o es predecible que interfieran, con los beneficios  que esperamos del océano. Interacciones más precisas, tales como la importancia relativa de efectos fisiológicos directos e indirecto a través de otras vías abióticas, y la interacción entre especies, permanecen largamente desconocidas, El problema es que sabemos que el calentamiento oceánico es el cambio principal en el océano -esto está bien documentado. pero las consecuencias de estos cambios en proyección de décadas no son claros.

Pese a que el incremento de los niveles de CO2 y el calentamiento creciente pueden tener ocasionales efectos positivos, la mayoritaria evidencia y las predicciones mostradas en este reporte son una conjunto de efectos negativos, los cuales recién empezamos a comprender, pero acerca de los cuales sí sabemos lo suficiente para estar muy preocupados. Los signos de calentamiento son evidentes, no sólo la actual prevalencia de reducción de los arrecifes de coral en el mundo, sino la creciente convicción de que los arrecifes estarán tan afectados el 2050, a menos que cambiemos rápidamente nuestra conducta. El calentamiento del planeta y el cambio climático están contribuyendo a la homogeneización global de la biodiversidad, en la medida que las especies vulnerables son extinguidas y las especies “no-nativos” de diferentes regiones biogeográficas se diseminan, sobreponen y se establecen a través del océano mundial.

Todos estos cambios y predicciones son importantes desde una perspectiva moral, social, ecológica y económica. El valor de nuestra relación con el océano a veces parece difícil de calcular, pero se trata de la relación que permite la existencia de la vida en la tierra. Cuando se cuantifica, llega ser de trillones de dólares por año, afectando directa e indirectamente en beneficios que creemos garantizados. La mayor pérdida será para la gente que vive del océano para subsistir día a día – típicamente las naciones costeras más pobres. Con temas de tamaña importancia en la palestra necesitamos mejorar nuestra ciencia y conocimiento disponible, para movernos a un mundo crecientemente comprometido con el océano. Es la conclusión común de muchos científicos que han contribuido a este reporte.

Recomendaciones claves basadas en la evidencia presentada en este reporte son la necesidad de:

Reconocer la severidad del impacto Existe la necesidad de un mayor reconocimiento de la evidencia inequívoca del impacto sobre organismos marinos y costeros claves, ecosistemas y servicios aún bajo escenarios de bajas emisiones.

Acción política concertada y global para la protección del océano Existe la necesidad de coordinar las acciones a través de las convenciones globales respecto de cambio climático y protección ambiental

Manejo y protección comprensiva del océano Existe la necesidad de asegurar que rápidamente cerraremos las brechas en los regímenes de protección, como el de protección de alta mar

Evaluación actualizada de los riesgos Es necesario re-evaluar el riesgo del impacto del calentamiento oceánico y otros estresores puestos por la humanidad, sobre la viabilidad de las especies y ecosistemas involucrados, y la provisión de bienes y servicios que derivamos del ambiente.

Reducir las brechas en ciencia básica y capacidades Existe la necesidad de evaluar rápidamente la capacidad de las ciencias, para observar y modelar y las necesidad, a la luz de la amplitud de los cambios que ocurren con el calentamiento oceánico y otros estresores.

Actuar rápidamente para mantener opciones de futuro La preocupación en la comunidad científica que dados los incrementos de CO2 atmosférico, debemos reconocer que las opciones para el océano (es decir, mitigar, proteger, reparar, adaptar)  se reducen y se vuelven menos efectivas.

Alcanzar un rápido y sustancial recorte en los gases invernaderos La mitigación de los gases con efectos invernadero a escala planetaria, aparece como la solución global.

 

La evidencia en este reporte muestra una compleja historia de cambio en el océano, en desarrollo, que está empezando a impactar nuestras vidas. No es una simple historia de cambios en los arrecifes de coral, sino de cambios en ecosistemas y especies, a través de la geografía y en el mundo. Es un cambio profundo y que alcanza al planeta, conducido por el calentamiento del planeta y otros tensores que están operando a través de diversas escalas, en una forma que entendemos tan solo groseramente. Es crítico que seamos activos y reconozcamos estos temas y actuemos, o estaremos pobremente preparados para las incertidumbres de un futuro cambiante.


* neologismo para traducir la palabra stressors (estresores – tensores).