“Donde anide el yaguareté”, performance

El mundo parece replegarse ante el desenvolvimiento monotemático de occidente: el sobrecalentamiento de las aguas y los aires, el enfriamiento de las ideas. El retroceso de los glaciares, el retroceso de los bosques, el retroceso de los felinos.

En esta porción del mundo los tupí acostumbraban intercambiarse con los animales, ir y venir entre posiciones de sujeto, sin aferrarse a una identidad estable, persistente, consistente. Mirar primero a los animales, donde anida nuestra libertad e inteligencia. Luego, ponerse su rostro sobre el simio que somos, pisar el suelo con garras.

“Donde anide el yaguareté” exploró la posibilidad de que todos seamos felinos, de que estemos también en retroceso, y que no habitemos en viviendas de ángulos rectos. Que seamos cazadores-nómades deambulando por la selva, acorralados por el hombre blanco. El nido, ese espacio circular trenzado de hebras, es un lugar sin retroceso. Allí empieza el nuevo viaje, en el que sólo enredándonos, podríamos máscara sobre máscara, volvernos yaguareté.

“Donde anide el yaguareté”

9 de diciembre de 2017

“Yaguareté ha de volverse pájaro si acaso
quiere evitar desaparecer. Los humanos
hemos de volvernos yaguareté para
sobrevivir junto a todos ellos.
Anudarnos, anidarnos.
Nuestro delirio es olvidar que tenemos
garras en las manos, colmillos en la mordida,
plumas en los brazos, estrellas en
las mejillas.
Aún no tenemos las palabras para contar
este viaje, pero al igual que yaguareté
estamos ya en movimiento”.

Para ella, es que enlazamos y tejimos “Donde anide el yaguareté” que se materializó en lanas, un nido y la presencia del yaguareté. Para nosotros, Humus, transformarnos es parte de nuestra tarea editora.

Esta acción surgió de la invitación a participar en la Fiesta Gráfica Aéreo Chile/Brasil.

Aéreo comienza a articularse en el Festival internacional de gráfica realizada en la Escuela Pan-americana de Arte de Sao Paulo, donde surge la idea del intercambio y la movilidad, las conexiones y lo colectivo como trabajo entre los artistas y gestores en aquella oportunidad“.

Nos amarramos a la invitación de Aéreo,a  realizar una acción performática y de intervención de vestuario diseñado por la artista brasileña Luana Marques. En este intercambio creativo participan las artistas chilenas Barbara Mödinger, Carmen Valle, Johana Cofré y Paula Hernández.

También participaron con sus obras otros artistas como Alex Chellew, Antonella Gallegos, Alejandro Ortiz, Pablo Schalscha y Lorenzo Moya.

Cordinadoras Chile: Carolina Oltra, Carmen Valle y Barbara Mödinger / Coordinación Brasil: Carola Trimano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *