Archivo de la categoría: historia natural

Carbón: humos y miradas en el S. XIX Chileno.

Mujeres con sacos de carbón. Vincent Van Gogh, 1882. Borinage, Bélgica

A principios de los años 40 del siglo XIX se inician las primeras explotaciones carboníferas
en Talcahuano (Las Vegas 1841 y Los Morros 1842), marcando la entrada de Chile en el uso de
combustibles fósiles. El primer demandante de carbón mineral fue la navegación a vapor. Pronto se agregó el ferrocarril, en la línea que conectaba los minerales de plata de Copiapó con el puerto de Caldera en 1852 y el despliegue de vías a partir de la creación de una empresa estatal en 1859.
En las fundiciones de cobre el carbón es incorporado masivamente, cuando el mercado mundial enfrenta un incremento de precio del metal a partir de 1854 . En 1852 Matías Cousiño adquiere las minas de Lota y se transforma en el principal controlador de la industria (Ortega, 1982).
Humo y hollín, motores de vapor, velocidades y fábricas empiezan a dibujar un nuevo mundo,
con ciudades marcadas por la paleotécnica. La vida cotidiana, las percepciones, el orden de las
cosas se recompone. En el grano fino de los días aparece trazas y trazados de carbón mineral en los cielos, papeles y palabras.

Seguir leyendo

Entre un zorro, los robles y Vinciane Despret

La Campana, parque nacional. Junio 25 de 2017

En el nuevo año austral subimos a la Campana, un relicto rodeado de urbanismo y amenazadoras antenas y torres de alta tensión… la más alta tensión sobre unos canelos que viven en la quebrada cargada de aguas, los Nothofagus y este Culpeo que pone una mirada oblicua sobre nuestras siluetas fatigadas.

Bajamos con una cita de Vinciane Despret en las mochilas: seguir leyendo

 

 

 

DIARIO DE OAXACA- Oliver Sacks

DIARIO DE OAXACA, Oliver Sacks

Si el Humusnauta husmea un libro cuya dedicatoria es

Para la American Fern Society y para los buscadores de plantas,
comentrobservadores de aves, submarinistas, astrónomos aficionados,
recolectores de rocas, exploradores
y naturalistas aficionados del mundo entero.

No podrá quedarse sin husmear un poco más este diario de un viaje a Oaxaca de un grupo de amantes de los helechos. En las primeras líneas se dará cuenta que su vocación de historiador natural amateur impregna su amor por su pequeño microscopio de segunda mano, su desordenadísimo cuaderno de campo, sus manuales de observación comprados en el vagabundeo de sus afectos. Pero sabrá también que todos esos vicios lo ponen a la altura de un Wallace,  un Darwin o Humboldt. seguir leyendo